Ciclo del cabello

El crecimiento del cabello humano supone una actividad constante: los cabellos se encuentran en distintas fases de crecimiento y descanso, ya que cada pelo tiene su propio ciclo independiente de los que le rodean. Cada día, algunos cabellos se pierden y otros empiezan a crecer, debido a que el proceso de formación y degeneración del cabello fisiológicamente se encuentra en un equilibrio (etapa anágena y telógena, respectivamente)

ciclo del cabello

Cualquier alteración de este proceso provoca que el ciclo del cabello se vea afectado, de manera que se puede observar una reducción del número de cabellos en anágeno (fase de crecimiento) y un aumento relativo de los folículos en telógeno (fase de reposo), lo que da como resultado una caída del cabello mayor a la producción y se manifiesta como una pérdida masiva y rápida del mismo.

Se calcula que la piel cabelluda contiene alrededor de 100 mil cabellos, de los cuales en promedio son eliminados de 50 a 100 diariamente.

Un cabello normal vive varios años y pasa por tres etapas distintos: anágeno, catágeno y telógeno. Una piel cabelluda normal y sana puede tener entre un 5 % y un 15 % de cabellos telogénicos; un porcentaje superior al 2o % de éste, suele ser anormal.